KATE Y WILLIAM
HISTORIA DE AMOR



Tras ocho años de noviazgo, el príncipe William y Kate Middleton han anunciado su boda, que se celebrará el 27 el abril de 2011 en la Abadía de Westminster. Por ello, Gran Bretaña entera se prepara para celebrarlo a lo grande. Y en particular, los lugares que han sido testigos de su historia de amor.

El principito

El príncipe William nació en Londres, en el hospital londinense de St Mary y fue bautizado en el palacio de Buckingham. Estudió en la escuela primaria de Wetherby en pleno barrio de Notting Hill. Más adelante ingresó en Eton, el exclusivo colegio situado en Windsor, a orillas del Támesis y a corta distancia del palacio de su abuela. El príncipe es viajero, pero su residencia oficial está en la londinense Clarence House que comparte con su padre el príncipe Carlos, Camilla la duquesa de Cornualles y su hermano Harry. El edificio está abierto al público durante los meses de verano. La familia disfruta del campo de Highgrove, en Tetbury, aquí se producen varios de los productos de Duchy Originals, la marca de alimentos biológicos del príncipe Carlos.

Kate y William

La dulce Kate

La novia, llamada Catherine por su familia, viene deBucklebury, un pueblecito de unos dos mil habitantes en el condado inglés de Berkshire. Desde su casa de cinco habitaciones, próxima al hipódromo de Newbury,los Middleton gestionan Party Pieces, la empresa familiar dedicada a la venta online de artículos festivos. Kate estudió interna en el colegio de Marlborough, Wiltshire, rodeada de un paisaje que servía de coto de caza en la época Tudor. Recientemente los Middleton han comprado un piso en el barrio londinense de Chelsea, que utilizan cuando cualquier miembro de la familia visita Londres.

Amor a pie de pasarela

William desafió la tradición real de licenciarse en Oxford o Cambridge y se matriculó en St Andrews, la universidad más antigua de Escocia. Un lugar además considerado como la cuna del golf.

William coincidía con Kate en las zonas comunes de la facultad y residencia de St Salvator, más conocida como “Sally”. Y se encontraban cada mañana haciendo largos en la piscina del hotel Old Course. Pero fue durante un desfile de moda benéfico en el hotel de cinco estrellas St Andrews Bay donde tuvo lugar el flechazo. Donde William se deslumbró con la aparición en la pasarela de Kate.

En 2002, su segundo año de universidad, William, Kate y dos amigos dejaron el campus y se mudaron a un piso céntrico en el 13 de Hope Street. Desde allí salían a tomar pintas de sidra en los pubs locales y daban bucólicos paseos a la orilla del Mar del Norte. La relación de los entonces estudiantes fue consolidándose fuera del ojo público: con escapadas al castillo escocés de Balmoral y cacerías organizadas en la finca de Sandringham en Norfolk. La romántica Escocia podría ser uno de sus destinos en la luna de miel, ya que a Wills y Kate les gustará recordar los primeros momentos de su relación.

Días de vino y rosas

Como cualquier pareja de jóvenes, William y Kate saben cómo divertirse. Una noche en Londres solía empezar con cócteles hawaianos en Mahiki (Mayfair) y terminar en la pista de Boujis, a tiro de piedra del metro South Kensington. La afición por el polo de William le convierte en un asiduo del club Guards, donde cada año se celebra el glamuroso campeonato de Polo de Cartier.

El enlace en Westminster Abbey

El Príncipe William seguirá los pasos de sus abuelos y bisabuelos al casarse en la Abadía de Westminster. El 20 de noviembre de 1947, la que era entonces Princesa Elizabeth, ahora Reina Elizabeth II, se casó con el príncipe Philip de Grecia, el cual se convirtió en Duque de Edimburgo, en esta misma Abadía. Ella fue la décima novia real al hacerlo ahí; sus propios padres contrajeron nupcias en el mismo lugar el 26 de abril de 1923.

El edificio actual data de hace 700 años, empezándose a construir por orden de Henry III en 1245. Es una de los edificios Góticos más importantes del país, pero los monjes Benedictinos fueron los primeros en llegar a este sitio a mediados del siglo X. Westminster Abbey ha sido la iglesia de coronación desde 1066 cuando William el Conquistador fue coronado ahí.

Westminster Abbey es también el sitio donde descansan los restos de 17 monarcas. Más de 3000 personas están sepultadas en la iglesia y los claustros y existen más de 600 monumentos y lápidas, incluyendo la Tumba del Soldado Desconocido, un tributo no solamente a los caídos durante la Primera Guerra Mundial pero a todos aquellos que han sucumbido en conflictos militares desde entonces. Algunos de los famosos sepultados aquí incluyen al poeta Tennyson y a los escritores Charles Dickens y Rudyard Kipling.

La Abadía recibe más de un millón de visitantes al año, como también a miles de fieles que llegan a oír el sermón de todos los días. Se ofrecen audio guías en varios idiomas incluyendo el español. Los amantes de la música deben asistir al Evensong (vísperas) para escuchar a los maravillosos coristas de la Abadía de forma gratuita.

El nido de amor

Los tortolitos empezarán su vida de casados en la isla de Anglesey,al norte de Gales. En esta localidad se encuentra la base de la RAF donde el príncipe se forma como piloto de rescate. La pareja ha sido vista explorando la isla en bicicleta y cenando con vino blanco o cerveza en el pub White Eagle en Rhoscolyn. En sus visitas a Londres se quedarán en un apartamento dentro de Clarence House.